CloudDatos y AlmacenamientoProveedor de ServiciosProyectosSistemas OperativosSoftwareWorkspace

Ya está disponible la segunda beta de Red Hat Storage

Red Hat
0 0 No hay comentarios

Esta nueva versión del appliance de almacenamiento basado en Gluster destaca por soportar el framework open source de Apache, Hadoop.

Red Hat es el máximo proveedor de servicios basados en Linux, pero su participación en el negocio del software de almacenamiento se remonta tan sólo a octubre de 2011. En esas fechas adquiró el sistema de código abierto Gluster, que aceleraba el proceso de elaboración de aplicaciones para la nube, simplificaba la gestión de documentos, audios, vídeos y correos electrónicos, y realizaba backup en Amazon Web Services, entre otras bondades.

Ahora, seis meses después, la firma del sombrero rojo ha presentado la segunda versión de su Red Hat Storage Software Appliance o RHS 2.0. Una solución todavía en fase que está basada totalmente en Gluster y Red Hat Enterprise Linux 6, sirve para construir sistemas NAS (network-attached storage) destinados a datos no estructurados y cuya versión antecesora recibió una calurosa acogida por la comunidad.

Además de mejorar el tratamiento de Big Data, una de sus novedades más significativas es que incluye compatibilidad con el framework Apache Hadoop, proporcionando una nueva opción de almacenamiento para ese tipo de implementaciones. Esto implica que el acceso a los archivos será más veloz y que se podrán combinar datos dentro Hadoop con otras aplicaciones basadas en archivos u objetos.

También introduce cambios en el rendimiento, como el reequilibrio de cargas de trabajo y la optimización de NFS. Añade soporte para el sistema de archivos XFS y el sistema de virtualización de Red Hat. Es compatible con “multi-tenancy” mediante la partición de usuarios o grupos en volúmenes lógicos de almacenamiento compartido. Garantiza la replicación de datos y aporta recuperación ante desastres. Y evita los cuellos de botella de E/S al sustituir el clásico servidor de metadatos por un algoritmo de hash.

Según sus responsables, el sistema de archivado permite escalabilidad de hasta nada menos que 72 brontobytes.