EmpresasMercados FinancierosProveedor de ServiciosProyectos

Amazon invierte 775 millones de dólares en una empresa de robots

Kivasolutions-upper-mock
0 0 No hay comentarios

Las soluciones de automatización de Kiva Systems ayudarán a los de Seattle a reducir costes y tiempo de envío a través de su gigantesca red de almacenes.

Amazon ha anunciado sus planes para adquirir Kiva Systems, una compañía conocida por su sistema de automatizado mediante robots.

Aunque los accionistas de la empresa pretendida ya han aprobado la fusión, el proceso de compra todavía no ha finalizado y se espera que se prolongue durante el segundo trimestre. Bajo los términos del acuerdo, Amazon pagaría un total de 775 millones en efectivo por el 100% de las acciones actualmente en circulación. Esto la convierte en su mayor adquisición desde 2009 y la segunda más importante de toda su historia

Teniendo en cuenta la extensa cartera de soluciones escalables para comercio electrónico y productos para automatización de warehouse firmados por Kiva, cabe esperar que los de Seattle destinen estos recursos a la gestión interna de su negocio de venta online, así como a su red de almacenes a lo largo y ancho del planeta.

De hecho, “Amazon ha utilizado durante mucho tiempo técnicas de automatización en sus centros de distribución, tal y como comenta el vicepresidente de Customer Fulfillment de Amazon, Dave Clark. Y la tecnología de Kiva no es más que otra manera de mejorar la productividad “llevando los productos directamente a los empleados para que los recojan, empaqueten y almacenen”. Y así aumentar su capacidad de envíos y reducir costes.

Los ayudantes robóticos de Kiva llevan un tiempo acaparando el interés de la industria, y recientemente esta firma ha sido nombrada como una de las 50 más innovadoras del mundo. Además, sus máquinas eran utilizadas hasta noviembre de 2010 por Quidsi Retail, la empresa detrás de Soap.com y Diapers.com, que hace año y medio fue comprada por Amazon.

Una vez cerrado el acuerdo, la plantilla permanecerá en las oficinas que Kiva posee en el North Reading, Massachusetts.