Alberto redondo seres

SERES: “La factura electrónica permitiría ahorrar el 1,5% del PIB español”

Entrevistamos a Alberto Redondo, director de marketing y canal de SERES, que nos da las claves sobre la adopción de la factura electrónica en nuestro país y sus beneficios para cualquier tipo de organización.

¿Cuáles son los motivos principales por los que aún no se ha adoptado masivamente la factura electrónica en nuestro país?

El motivo principal es la falta de una transformación total del proceso de facturación. Las empresas que están obteniendo un beneficio tangible, rápido y directo de la factura electrónica (estamos hablando de grandes emisores y/o receptores de facturas), han dado el paso en determinados sectores de actividad (comercio, banca, automoción, turismo, etc.) pero no lo han dado de forma masiva.

Dentro de este grupo está la Administración Pública, que juega un puesto importante ya  que será el gran dinamizador. Al tratarse de una entidad que tiene relación con todos los sectores de actividad, tiene la capacidad de instar a sus proveedores a utilizar esta tecnología.
 

Alberto redondo seres

Alberto Redondo es director de marketing y canal de SERES

 

A día de hoy, ¿cuál es el estado de esta iniciativa?

La situación actual es que la empresa privada ha dado el primer paso en las iniciativas para la incorporación de la factura electrónica y ya conocen el aumento de la productividad. Además, le permite duplicar la facturación sin tener que hacer cambios tecnológicos importantes o emitir las facturas en el mismo momento en que se realiza la venta- sin tener que esperar a final de mes-.

Aun así, queda mucho por hacer hasta que el uso de la factura electrónica sea total, sobre todo entre las pequeñas empresas. Muchas no tienen todavía claro que el papel no es la única vía para el intercambio de facturas y que la factura electrónica es mucho más sencilla de lo que los técnicos (firmas, formatos, etc.) quieren hacer ver.

La nueva directiva europea, y su transposición nacional a finales de este año va a hacer más sencillo el uso de la factura electrónica.

 

¿Cuánto dinero se podría ahorrar España si todas las empresas y organismos públicos hicieran uso de la factura electrónica?

Según datos de la Administración, la factura electrónica permitiría ahorrar el 1,5% del PIB español si todas las empresas, tanto privadas como públicas, emitiesen sus facturas en formato electrónico.

Hay numerosos estudios realizados que establecen ahorros por factura emitida y recibida aunque desde SERES hemos encontrados que todo depende del nivel de automatización y gestión avanzada de la empresa. A todo esto siempre hay que sumarle otros ahorros que surgen cuando das el paso y que no son evidentes cuando trabajas en factura papel como puede ser negociación de pronto pagos, el pago automático de una factura cuando la gestión de la discrepancia cuesta más la cantidad en debate, etc.

 

En comparación a otros países de la Unión Europea, ¿Cuál sería el lugar que le corresponde a España en cuanto a adopción?

España es líder en e-factura con firma electrónica y está en el vagón de cabeza en el caso del uso de factura electrónica mediante EDI.

 

Recientemente la Comisión Europea aprobó una serie de normas para que la facturación electrónica tuviera la misma validez que la tradicional. ¿Hasta ese momento no ocurría así?, ¿qué puede cambiar tras estas decisiones?

En Europa, alrededor de la factura electrónica, hay dos tendencias: la que pretende dar el mismo trato a la factura electrónica que a la del papel, y los que entienden que la factura electrónica tiene sus particularidades y debe tener unos mecanismos que aporten mayor seguridad y solidez fiscal como son la firma electrónica y el EDI.

La Nueva Directiva del IVA, 2010/45/UE del Consejo, de 13 de julio de 2010 en esencia trata de aunar estas dos tendencias. Por un lado, confirmar el uso de la factura electrónica con firma electrónica y el EDI, y por otro, introduce los controles de gestión para establecer pistas de auditoría fiables entre las facturas y las entregas o prestaciones. Si bien es cierto que no definen cuales son dichas pistas de auditoría fiables.

Pablo Fernández
Autor: Pablo Fernández
Director editorial NetMediaEurope Spain & LATAM
Pablo Fernández Pablo Fernández Pablo Fernández Pablo Fernández

Ahora puedes leer los artículos de SiliconWeek en Google Currents: ¡Suscríbete!

NOVEDADES INTEL 2014

Descubra las últimas innovaciones, soluciones y las mejores prácticas para 2014 de Intel en esta Partner Zone especial con vídeos, documentos para descargar y un interesante estudio sobre el uso de las tabletas en la empresa. Entre ahora

Visite también el espacio Intel IT Center


Último comentario




Una respuesta a SERES: “La factura electrónica permitiría ahorrar el 1,5% del PIB español”

  • 6 de septiembre de 2012 a 7:18 pm por Sergi

    Soy barcelonés (Catalunya) viviendo en Hermosillo (Estado de Sonora, México) desde hace 4 años cuando llegué a este país justo estaban en un proceso de transición entre la facturación en papel y la facturación digital, y justo a partir del junio pasado (2012) ya es OBLIGATORIO la digital.

    Como parte implicada (soy algo así como un “autónomo” en España) tengo que decir que el cambio me ha encantado! Sinceramente la facturación ahora es algo por fin RÁPIDO Y “FÁCIL”. Y he querido comentar aquí para destacar dos cosas que creo que en España/Europa no acaban de ver:

    - el cambio de un modelo de facturación ha de venir promovido por las “haciendas” correspondientes, es decir, forzadas por la administración y con un calendario y con unos recursos destinados a AYUDAR a los emisores de facturas (contribuyentes) a hacer el cambio. No nos engañemos, eso es una INVERSIÓN INICIAL en toda regla e ineludible, que si es cierto lo del 1.5% del PIB, será después recuperado. Es decir, hace falta voluntad política y las ideas claras… cosas que hoy en día parecen ausentes en los gobernantes…

    - señores, no tienen que inventar nada nuevo a nivel técnico en cuanto a certificación y seguridad de la facturación electrónica, por dos razones. La primera es que pueden mirar a otros países que ya les llevan la delantera, y en este sentido les recomendaría que miraran el modelo mexicano que parece bastante robusto y a la vez no muy complicado de implementar para el usuario final y la administración. La segunda, es que se haga como se haga no hay que olvidar que la facturación digital SIEMPRE es más efectiva y más segura (en términos globales) que la facturación en papel. Y les aseguro que va a permitir un monitoreo mucho más exacto e instantáneo del movimiento de capitales que hasta ahora, es decir, va a eliminar un alto porcentaje de fraude!! Así que dejen de hablar del sexo de los ángeles y decidan un calendario de implementación ya del modelo que más les guste (esto lo digo a los gobernantes).

    - por último, y a nivel anecdótico déjenme que les describa como es el método de factura aquí en 3 pasos y comprenderán todo lo que dicho arriba:

    1. el emisor dispone de un software (cualquier gestor de facturación) que genera un archivo (XML) con cierta información muy precisa: identificador fiscal del emisor (NIF) y del receptor si éste lo tiene, importe, fecha y concepto. Hasta aquí muy “como antes”.

    2. la primera novedad es que el contribuyente que emite la factura tiene en su poder unos archivitos minúsculos (no hace falta para nada algo sofisticado como un NIF electrónico) que los recibe en una memoria USB o un CD cuando se da de alta en Hacienda, y que son los que se “entregan” al software de generación de facturas que tiene en su PC para que FIRME DIGITALMENTE ese archivo XML anterior. De esta forma (díganme si no) la FIRMA o CERTIFICACIÓN de una factura por parte del emisor es MUCHO MENOS falsificable de lo que es a día de hoy en papel!!

    Obviamente, esta firma digital de cada factura emitida es completamente instantánea y el usuario no ha de hacer nada de nada más que al inicio para configurar su programa de facturación, para darle sus datos y los archivos que le entregó hacienda en su día.

    3. pero lo bueno no acaba aquí!!! en ese momento (y también de forma “transparente” para el usuario) el software de facturación (que ha de estar conectado a internet) envía la factura a un webservice (un servidor) de Hacienda el cuál en una fracción de segundo comprueba la validez del XML del usuario y ADEMÁS le añade una segunda firma! una firma que solo Hacienda puede hacer, porqué también usa su propio certificado digital.

    Así que en apenas dos segundos el contribuyente emisor ya tiene una factura en formato XML certificada por él y certificada por Hacienda!!! Así que lo que hace es enviarlo al contribuyente receptor (el comprador, el que paga). Obviamente, el software de facturación de cada factura no sólo ha generado ese XML (que es un formato bastante ilegible para los humanos) sino que ha generado una factura en formato PDF mucho más bonita, sin validez como factura pero que lleva impresos todos los datos incluso las firmas digitales en letra pequeña. Ambas facturas deben ser enviadas siempre juntas.

    4. y aún no acaba aquí lo bueno! el contribuyente receptor antes de pagar esa factura puede acudir a una web de Hacienda (o hacerlo a través de su gestor de facturación que se comunica con Hacienda) y VERIFICAR que se trata de un XML válido y que realmente Hacienda certificó esa factura.

    Hay algunos detallitos más por en medio y más casos, pero diría que lo explicado posiblemente sería el proceso habitual para el día día del 99% de la población contribuyente.

    En fin, espero ahora entiendan que hasta un niño podría manejar un sistema así, que además es un sistema muuuuuuuchísimo más seguro que el tradicional de papel (me refiero en cuanto a la prevención del fraude), y que deben de dejar de marear la perdiz y exigir a la administración pública que ponga un calendario para el cambio YA. Todo cuanto tarden es una pérdida competitiva respecto al resto del mundo.

    Sinceramente, y aunque me duele decirlo, he descubierto en estos 4 años en México que hay 2 falsos tópicos que están haciendo mucho daño a unos y a otros:

    - europa no es el centro del mundo ni es dónde a día de hoy se hacen las cosas mejor y dónde están más avanzados (ni tan siquiera en algo tan fácil como este tema de la facturación),

    - y los otros países que desde hace 30 años se les llama “en desarrollo” a día de hoy están ya bastante más desarrollados que los europeos.

    Así que por favor… dejen de mirarse el ombligo y pónganse las pilas… con perdón.

    Salut!
    SERGI

Deja un comentario

  • Los campos necesarios están marcados *,
    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>